Enter your keyword

Carnavales: beneficios de disfrazarse a menudo

Carnavales: beneficios de disfrazarse a menudo

Carnavales: beneficios de disfrazarse a menudo

¡¡¡ Febrero mes de carnavales !!! Algunos padres, ya habréis recibido las circulares del cole indicando la temática y ya hay que ponerse manos a la obra. Este año, en el nuestro, tocan las épocas históricas, y para el aula de Paula, los años 20. Tanto si vais a realizar como si vais a comprar el disfraz, ¿habéis pensado en los beneficios de disfrazarse para los más pequeños?.

Pensamos mucho en disfraces cuando llegan estas fechas o halloween. Pero en realidad los beneficios de disfrazarse son muchos, independientemente de la fecha. Por lo tanto, debería de ser una actividad que los niños realicen en cualquier momento del año. Con lo cual, disponer de un baúl con varias prendas es interesante.

Imaginación con disfraces:

Disfrazarse es para un niño jugar a ser otr@. Por lo tanto esta actividad potencia la creatividad. Al imaginar su disfraz ( mejor si lo elige libremente ) planifica lo que le va a hacer falta, para convertirse, en el personaje que está imaginando. Es importante diferenciar el disfrazarse de forma colectiva, bajo un tema determinado, a que los niños elijan libremente. Está libertad es la que le permite expresar  personalmente a travès del disfraz.

La imaginación no tiene límites. Puede ser un clásico como son las princesas,o los superhéroes,pero también un animal, un objeto, una profesión… etc.

Entre los 5  y los 8 años es cuando disfrutan plenamente de disfrazarse. Les encanta por varios motivos:

  • Tienen la posibilidad de convertirse en sus referentes, reales o no. Les encanta ponerse los zapatos de papá o mamá,su ropa…
  • También tienen con el disfraz, la posibilidad de dominar el tiempo.Se aceleran las cosas para jugar a ser quien quieren ser de mayores.
  • Cuando se disfrazan de monstruo o criatura terrorífica están “exorcizando” y dominando sus  propios miedos.
  • En cambio, disfrazarse de payaso, puede traducir las ganas de dominar el humor y ser un niño divertido y alegre.

Psicológicamente  el disfraz es beneficioso porque permite desarrollar la construcción de la identidad,  potenciando un deseo, dominando un miedo o cierta fragilidad. Es el arte de construirse a travès de la ilusión.

Disfrazarse para estimular la motricidad y  la autoestima.

Más allá de lo psicológico también están los beneficios en términos de motricidad, autonomía y autoestima .

Para disfrazarse, los niños necesitan habilidades tanto para desvestirse como para vestirse.  

Con 3-4 años necesitarán ayuda para vestirse según cierres y cremalleras pero no tanto para desvestirse. Mientras que de 5  añitos para adelante ya se apañan bastante bien solos. Reconocen delantera y trasera de las prendas y  se apañan bien con cierres de tamaño medio. Y sino, aqui estamos los adultos para ayudarles, cuando lo piden, para motivarlos y felicitarles por los esfuerzos que hacen.

Disfrazarse es por lo tanto estimular la motricidad, favorecer la autonomía y la autoestima.

Y no olvidemos una característica clave de las actividades en torno a disfrazarse: potenciar la creatividad

Beneficios de disfrazarse: potenciar la creatividad.

Los niños idealmente deben de disponer de una cantidad variada de ropa y complementos para crear su disfraz.Tampoco hace falta que sean muchos precisamente para agudizar la creatividad. Un mismo objeto puede servir una primera vez de pañuelo en el cuello, otra de bandera pirata y más adelante ser mil cosas más.

Para el niño, dentro de los beneficios de disfrazarse, el que percibe conscientemente y directamente es el disfrute del juego.  Realizar esta actividad con sus semejantes, suele potenciar su imaginación ya que recrean escenas donde todos y cada uno tienen un papel.

Uno puede ser capitán de barco mientras otros son los piratas… tienen que decidir juntos y “negociar” quién es quién. También  tiene que acordar lo que va a utilizar cada uno, dentro de lo que hay disponible. Es una forma interesante de socializar, jugar con reglas y respetar los demás.

Los niños de preescolar tienden a asociar ciertos elementos a profesiones, por lo tanto son elementos interesantes para tener en el baúl de los disfraces.

 ¿Que poner en el baúl de los disfraces?:

Se puede tener un baúl de disfraces con poco dinero. Alguna ropa que vamos desechando puede valer perfectamente. Algunos clásicos serían una camisa o bata blanca que les permiten recrear profesiones hospitalarias, de consulta de veterinario con algún peluche…Las gorras pueden ser para crear personajes de equipos deportivos, los retales rectangulares o manteles se convierten en capas de superhéroes y los calcetines en “puños” con superpoderes, las cazadoras rojas para hacer de bomberos etc… A veces como adultos pensamos en disfraces “perfectos” cuando en realidad para los niños lo importante es que imaginen. Un disfraz no tiene porque ser perfecto o bonito sino a altura de las expectativas del niño.

Ejemplo de lo que se puede usar:

Camisetas, corbatas, guantes, cinturones, tirantes, vestidos, chaquetas de traje… pero también cepillos del pelo para jugar a ser peluqueros, bloc nota con lápiz para ser camareros de un restaurante, instrumentos de música, una cámara vieja para jugar a ser fotógrafo, delantal par los cocinillas etc…algún peluche y muñecos para futuros veterinarios. Alguna propaganda de super también para jugar a hacer la compra con una carterita.

Como veis se pueden recrear muchas escenas de la vida real o no. Es la magia del disfraz, jugar a ser la que uno quiere ser en ese momento, hasta ladron de banco si quieren !!!

Como los niños van jugando y madurando, es interesante por lo tanto estar atentos a sus preferencias en cada momento. Esto permite ir adaptando el contenido del baúl, cambiando de vez en cuando elementos,y añadiendo los que les permiten conseguir disfrazarse del “tema” que les agrada en ese momento.

Y para terminar:

 A raíz de leer de leer un PDF ( de 2012) respecto al tema que tratamos y con el que no estoy de acuerdo, mi opinión es la siguiente:

No me parece que en nombre de la igualdad y la no violencia tengan que desaparecer los disfraces de princesas, heroínas, las espadas de caballeros, pistolas, y los disfraces de superhéroes entre otras propuestas.

Jugar a ser “el malo” por un rato no te convierte en delincuente de adulto. Jugar a ser el bueno y el malo es precisamente la forma de “probar”  y entender los límites.

Antes de querer quitar del baúl de disfraces, pistolas,espadas, arcos o  lo que consideren potencialmente violento,  veamos como somos como padres. No olvidemos que el tiro al arco,la esgrima y el tiro olímpico son deportes no por ello deben de desaparecer !!!

¿Entonces que hacemos?

No compremos a los niños videojuegos violentos. Señores adultos, no vean películas y escenas de violencia delante de niños. A todas horas en la tele, en youtube en las redes se da cabida a la violencia. Y que me decis de  programas como Mujeres y Hombre y Viceversa… Para gustos, los colores, y que cada uno haga lo que quiera, en la república independiente de su casa, pero seamos serios. Una tarde de juego con disfraces de caballeros, transportandolos a la época medieval, no es del mal.

Si las niñas quieren vestirse de rosa chicle, de princesas, ¿dónde está el problema? es juego LIBRE. No por eso tienen que convertirse en esposas sumisas como parecia dar a entender el documento. ¿Porque quitar la opción del disfraz de BlancaNieves si después mamás preparan fiestas de cumpleaños muy “girly”?. Un “tour especial chicas”. Peluquería, manicura, y desfile de pasarela, quizás debamos de empezar por “concienciar”  las mamis.

¿Y lo niños?. Si alguno quiere vestirse de princesa pues que lo haga !!!. Pero claro como hay que “evitar” estereotipos, quitamos los disfraces que nos molestan y arreglado.Quitar no es educar. Precisamente dejando los disfraces y hablando con los niños de los mismo, de  lo que les gusta de estos disfraces, y  darles otros puntos de vista se podrá educar para la igualdad y la paz.

Oiga de verdad pensamos que tardes de disfraces de princesa potencian desigualdades y machismo. Ahora mismo la imagen de las princesas es cada día  más de guerreras rebeldes.Vaya podriamos caer en lo que queremos evitar: la violencia si no vamos con cuidado. Por lo tanto son compatibles ambas cosas: vestirse de rosa y ser atrevida y fuerte.Dejemos que jueguen como quieran por un momento, y dejemos de complicar las cosas que vemos solo desde  la interpretación adulta.

Conclusión:

Lo que hacemos y decimos en nuestras casas, como nos comportamos, eso es lo que cala en los niños.  Como la gota de agua, moldea la roca, por su persistencia. Si tienen claros los valores, si se hace hincapié desde la familia en respetar a los demás, la diversidad, se potencia la igualdad, no hará falta quitar ningún disfraz.

Si se les educa para pensar, para evitar  la violencia instalada en la sociedad, los medios, las redes, no hará falta quitarles ningún disfraz. Tendrán respuestas para el mundo de mañana.

Hay que empezar a educar desde casa. Somos los referentes del niño. Quizás debamos cambiar nosotros mismos, ¿no creen?. No queremos que sean violentos pero estamos inmersos en la violencia a diario.  Videojuegos, películas o informativos llenos de violencia. No queremos que las niñas se conviertan en Barbies pero  a diario damos bombo y “likes” a “influencers” de la moda, lo más !!!! Lo superficial y lo virtual se apoderan de nuestras vidas y en eso estamos tan conformes.

No les parece que deberíamos de hacer algo al respecto. No simplemente quitar del baúl cierto tipo de disfraces. Es una solución errónea para un problema más profundo y no de los niños sino de los adultos.

Este tema puede dar para mucho si queremos sacarle la punta a todo.Respecto a combatir las desigualdades, la violencia, el machismo, ( el “patriarcado” como vengo oyendo ultimamente ) por supuesto !!!. Pero donde toca y como toca ¿no?.

El juego tiene precisamente este componente fundamental:permitir ser lo que en realidad no se podrá ser por ley o por aptitudes. Por lo tanto no veo “educativo” quitar un disfraz de piloto de Formula 1 porque fomenta “supuestamente” la competitividad. Si Fernando Alonso, es ídolo de los niños, que sean Fernando Alonso por un rato, como si quieren ser ladrones de banco !!!

Para terminar de forma más”amable” y relajada os dejo un video de Nuria Perez del fantastico blog Sparks and Rockets que nos explica los beneficios de disfrazarse.

El disfraz es el poder de la ilusión.

¿ Y vosotros que opinais ?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *